como poner la copa menstrual

¿CÓMO PONER LA COPA MENSTRUAL?

Aprender la forma correcta de colocarse una copa menstrual puede convertirse en toda una aventura. Pero no te preocupes, ¡no tenemos intención de dejar que recorras este camino sola!

En cuanto acabes de leer este artículo, aprenderás a dominar el arte de poner la copa menstrual de la forma correcta. Sabemos que no hay nada más cómodo que notar que no llevas nada durante los días de regla, ¡y queremos que puedas disfrutar de la misma experiencia!

¿qué es y por qué debes aprender cómo se pone la copa menstrual?

Vayamos al grano. Si estás aquí ya debes saber qué es una copa vaginal y por qué es tan útil. Pero, por si las moscas, te lo resumimos en tres segundos antes de empezar a enseñarte cómo puedes ponerte una copa menstrual. ¡Debemos ir paso a paso!

Las copas menstruales o copas vaginales son recipientes fabricados con silicona que retienen el flujo menstrual durante la regla.

Puedes leer mucho más acerca de cómo son las copas vaginales en nuestra web. Pero, una vez tengas claro el concepto, es hora de empezar el tutorial para colocar la copa menstrual.

Antes de colocar una copa menstrual, Debes saber esto

Hay una serie de cuestiones que me gustaría haber tenido en cuenta antes de aprender cómo poner una copa menstrual.

Mi misión es que tú no tengas que pasar por lo mismo, porque te prometo que la correcta colocación de una copa menstrual se puede convertir en un calvario si no sabes por dónde empezar.

Si ya estás lista, ¡toma nota!

1. Hay distintas formas de plegar una copa menstrual

Al buscar cómo poner una copa menstrual, encontrarás una gran variedad de tutoriales donde usan diversas maneras para doblar la copa e insertarla.

Llegará un punto en el que dudarás de tu propia existencia y querrás saber cuál es la manera más fácil para doblar la copa y colocarla en tu interior, ¡y eso es un gran error! No hay ninguna forma que sea la mejor de todas, tan siquiera la más fácil.

Tendrás que sumarte a la práctica de la prueba y error para descubrir cuál es la forma que a ti más te funciona. Cuando la encuentres, verás que será muy fácil ponértela y cambiártela con rapidez. Pero para ello tendrás que echarle paciencia, a menos que encuentres la mejor forma de plegar la copa a la primera (¡que puede suceder!).

También ten en cuenta que es posible que según la copa menstrual que elijas, la mejor forma de doblarla pueda variar dependiendo de su rigidez.

¿Quieres aprender cómo poner la copa menstrual? Aquí verás las formas más comunes de doblar la copa para saber cómo se debe colocar, pero encontrarás muchas otras.

2. No hay que insertar la copa menstrual ni muy al fondo, ni muy al exterior

El mejor truco que te puedo dar en este punto es, en primer lugar, que pierdas el miedo a insertarla lo más alto que puedas en tu vagina, ¡pero tampoco te pases! Debes ser capaz de alcanzar la base de la copa vaginal con los dedos.

Te hablaré más adelante de cuál es la posición óptima, pero un buen consejo es que empujes la parte inferior de la copa con el dedo si ya te la has colocado en tu interior y se te ha quedado muy abajo. Cuando esté bien colocada, notarás que… ¡no notas nada! No te debe molestar en absoluto.

Si te la has colocado demasiado arriba tampoco te apures. Por lo general, la copa menstrual terminará deslizándose hasta encontrar el sitio correcto. Prueba a mover las caderas hasta que sientas el tallo con la punta de los dedos.

3. Si no puedes ponértela tras varios intentos, no te desesperes

Esto es algo que yo hice e incluso estuve a punto de tirar la toalla, pero no quiero que tú lo hagas porque te voy a enseñar cómo poner una copa menstrual de forma que no se te haga un mundo. Tras algunos intentos, es posible que todavía no logres encajar la copa en el interior de tu vagina, pero no eres la primera a quien le ocurre, ni tampoco la última. Es completamente normal que no sepas hacerlo, y es que ninguna de nosotras nació aprendiendo. Tras unos cuantos ciclos menstruales podrás dominar tu técnica.

De hecho, es probable que te empiece a escocer ahí abajo. Pero, presta atención.

No pasa nada.

Tu parte íntima puede quedar dolorida porque lo has intentado demasiadas veces y empiezas a desesperarte, ahora es cuando más debes mantener la calma. Deja de intentarlo durante diez, veinte o treinta minutos antes de seguir y aprovecha para tranquilizarte. El mejor tip para aprender cómo se pone la copa menstrual es que empieces un día en el que no tengas mucha prisa, te encuentres relajada y lo suficientemente motivada para saber que vas a poder hacerlo.

Así que: espera y volveremos a intentarlo más tarde.

¿Cómo se usa la copa menstrual? ¡La guía paso a paso!

Una vez tenemos todo esto claro, es hora de aprender cómo poner bien la copa menstrual de una vez por todas.

Hemos preparado una guía para que no te líes y sepas dónde va la copa menstrual y cómo usarla sin que la notes al llevarla puesta. ¡Vamos allá!

▶️ Esteriliza tu copa menstrual

Este paso es muy importante porque eliminará cualquier bacteria que pueda tener tu copa menstrual. Si acabas de recibir por primera vez tu copa o ya la has utilizado anteriormente, cada vez que empieces un nuevo ciclo menstrual necesitarás esterilizarla. Es así como lo recomiendan los sexólogos (y nosotros) para que puedas seguir disfrutando de una buena higiene íntima y no se presente ningún inconveniente.

Esterilizar una copa menstrual antes de su colocación es muy fácil. Puedes hacerte con un envase esterilizador especial para copas menstruales, comprar pastillas esterilizadoras que deberás añadir a un recipiente, o llevar a cabo los pasos que te proponeremos a continuación.

Comprar un envase o pastillas esterilizadoras te ahorrará algo de tiempo, pero si no quieres comprar nada de eso no pasa nada. Nos apañaremos con lo que puedes encontrar en cualquier casa y te enseñaremos cómo esterilizar para aprender cómo se pone la copa menstrual.

Calienta una olla con agua

Cuando el agua rompa a hervir, inserta la copa menstrual y asegúrate de que se hunde hasta el fondo. ¡Un truco! Puedes ayudarte con cualquier instrumento de cocina alargado para que quede sumergida.

Deja que la copa menstrual hierva durante 5 minutos

Una vez pase ese tiempo, retira la copa ayudándote de un tenedor o unas pinzas. Ten cuidado porque estará quemando, así que no la toques.

Deposítala sobre un trapo o superficie limpia

Deberás esperar a que se enfríe antes de poder utilizarla. Si la vas a guardar, espera a que esté seca.

Bonus tip: ¡También puedes usar el microondas!

Si por algún motivo no puedes usar una olla y el fuego, puedes valerte del microondas. Simplemente mete tu copa menstrual en un vaso con agua, asegurándote que la cubre por completo, y métela al microondas al máximo durante 2 o 3 minutos. Después, ponla a secar y espera a que se enfríe.

Recuerda que debes esterilizar tu copa antes de proceder a usar en cada uno de tus ciclos menstruales.

▶️ Mantén la higiene

Ahora que tu copa está esterilizada, antes de que te la pongas necesitas asegurarte de que ninguna bacteria o microbio entrará en contacto con tu cuerpo. Para ello, es necesario que te laves las manos con agua y jabón como paso previo a toquetear la copa vaginal. En el caso de que hubieras esterilizado tu copa con anterioridad y no el mismo día de ponértela, lávala también con agua y jabón de pH neutro.

Es así como recomiendan los sexólogos que te prepares antes aprender a poner la copa menstrual.

▶️ Poner la copa menstrual

Ahora, ha llegado el momento en el que te relajes. Debes tomar consciencia de que podrás hacerlo y que el tamaño de la copa menstrual que vas a usar no es demasiado grande para tu vagina, siempre que hayas escogido la talla correcta. Seguramente, la primera vez que intentaste ponerte un tampón también sentiste lo mismo, pero la vagina es lo suficientemente grande como para acomodarse a la copa menstrual, así que no temas.

En este paso, la postura que vas a adoptar es de vital importancia así como tu estado. Tendrás que mantener los músculos relajados y no entrar en pánico, como te advertíamos antes. La primera vez te parecerá demasiado difícil, pero con el tiempo ponerte una copa menstrual será pan comido. Lo ideal en este punto es que empieces a practicar en casa. Puedes intentarlo los días anteriores a que aparezca la menstruación, o esperar al primer día de regla, pero elige un día en el que estés tranquila.

Como ya sabes, hay varios tipos de pliegues y te vamos a contar cuáles son los más comunes con los que puedes empezar a practicar hasta que encuentres el más óptimo para ti.

En forma de C

Suele ser el más común, pero para algunas el pliegue sigue siendo grande como para insertarlo de forma cómoda. Para realizar este tipo de pliegue, aprieta la copa con los dedos hasta formar una C.

Fuente: INTIMINA

En forma de V

Es uno de nuestros pliegues favoritos a la hora de aprender a cómo poner una copa menstrual ya que queda lo suficientemente pequeño para que sea cómodo insertarlo y que se abra fácilmente una vez esté en el interior. Esta forma de pliegue hace que la copa quede más tiesa, y es perfecta para aquellas para las que sea la primera vez para ponerse una copa vaginal. Para hacer este pliegue, tan solo debes hundir el borde de la copa por un lado y mantener sujeta la base.

Fuente: INTIMINA

En forma de tampón

Para usuarias primerizas, esta forma de doblar para la colocación de la copa menstrual también es uno de nuestros favoritos, ya que queda de tamaño de un tampón. No hace el sello tan bien como el pliegue en forma de V una vez se inserta, pero es cuestión de práctica y paciencia. Para llevarlo a cabo, lo único que hay que hacer es ir doblando los bordes de la copa hasta que quede enrollada.

Fuente: INTIMINA

▶️ Escoge una postura

Debes priorizar la comodidad para mantener los músculos vaginales en relajación y facilitar la inserción a la hora de aprender cómo funciona la copa menstrual. Adquiere una postura en la que te sientas cómoda. De nuevo, aquí no encontrarás una ciencia exacta porque cada persona es un mundo. Te puedo contar cuál es mi postura favorita, que es sentarme en la taza del baño con una pierna flexionada, pero tendrás que encontrar la que a ti te funcione.

Una de las mejores posturas para poner la copa menstrual es situándose a cuclillas, y lo puedes hacer en la ducha. Pero también puedes hacerlo tumbada en la cama, sentada en la taza, con ambas piernas flexionadas… Con el tiempo encontrarás tu postura pero, por ahora, prueba.

▶️ Inserta la copa menstrual

¡Toma aire, y empieza a introducir la copa menstrual! Acuérdate de mantenerla plegada mientras la insertas en tu vagina. Puedes ayudarte de las dos manos, una para ir insertando la copa y la otra para mantener los labios de tu vagina abiertos. Y muy bien, pero, ¿hasta dónde la insertas? Debes hacerlo hasta la entrada del cérvix, que se encuentra en la parte superior de tu vagina. Una vez alcances la zona, la copa menstrual se empezará a abrir.

Por cierto, recuerda que tu vagina no es recta y deberás empujar hacia tu espalda para insertar la copa menstrual.

▶️ Haz la última comprobación

Algunos consejos que te convertirán en toda una profesional a la hora de aprender cómo poner la copa menstrual correctamente es asegurarte de que se ha abierto por completo. Para ello, introduce uno de tus dedos y recorre el borde de la copa.

Si está abierta y no notas ningún pliegue, ¡lo has logrado! También puedes empujar un poco del tallo hacia abajo para saber que está en la posición correcta y sellada.

▶️ Lávate las manos antes de salir del baño

Nosotras premiamos la higiene como base de nuestro día a día, así que acuérdate de lavarte las manos de nuevo con agua y jabón una vez hayas terminado de colocarte la copa menstrual.

Aprende a quitar la copa menstrual

¿Quieres aprender a retirar la copa menstrual? ¡Aquí tienes la guía de consejos!

¿Qué elijo si no sé cómo se usa la copa menstrual?

Si todavía no tienes una copa menstrual pero quieres aprender a colocarla y atreverte a dar el salto para dejar atrás compresas y tampones, es importante que aprendas a elegir la copa menstrual que mejor se adaptará a ti. Esto depende de varios factores, pero nos centraremos en tus características físicas y gusto personal.

En nuestra página web encontrarás toda la información que necesitas, incluyendo información de cada una de las marcas y tipos de copa menstrual que puedes encontrar en el mercado.

¡Atrévete a dar el salto y empezar tu nueva vida con menos deshechos y más comodidad!

DEJA ATRÁS LAS COMPRESAS Y TAMPONES

Desde luego, ¡no te arrepentirás! Descubre nuestra variedad de modelos para ti.

Ahora que sabes cómo poner la copa menstrual, ¡a practicar!

Toma conciencia de que las primeras veces te resultará difícil porque deberás acostumbrarte a la inserción y extracción de tu copa menstrual, pero con el tiempo te será cada vez más fácil, cómodo y rápido.

Además, al aprender a colocar correctamente una copa menstrual de forma real ahorrarás en deshechos y económicamente, pues las copas menstruales tienen una larga duración.

¿Te ha quedado alguna duda? ¡Déjanos un comentario y te la resolvemos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba